martes, 4 de junio de 2013

COMO EL DESTINO...



Las olas del mar
reflejan en el cristal
ocasos de luz.